domingo, 7 de julio de 2013

Bichejos al borde de la insolación

Ayer salí una vez más, desafiando las desproporcionadas temperaturas de este caluroso verano, a capturar bichos con mi cámara y con mi nuevo equipo, el cual me da acceso a los detalles más íntimos de la vida animal de menor escala. Una muestra de esta sana intromisión en la intimidad de los artrópodos es la captura de este tierno abrazo de parte de un asílido (Asilidae) a una mariposa.


Bueno, cierto es que lejos de ser una muestra del amor incondicional que pudieran sentir ambos invertebrados, más bien diría yo que el asílido estaba a punto de darse un desayuno a lo grande.

Esta es la segunda foto en la que capturo a un asílido con su presa. La anterior la pudimos ver precisamente en la última entrada, y la víctima parecía ser un pequeño díptero.


En este caso, la presa supera con creces el tamaño de la anterior, dando una idea de la extremada efectividad en la caza de a la que llaman "mosca ladrón".

Siguiendo nuestra ruta turística por el mundo de los bichos, continuaremos con la que los anglosajones, en un alarde de creatividad, llaman avispa de la arena de banda roja (Ammophila sabulosa).



Estas avispas son especialmente visibles los días soleados y - creedme - ayer era uno de esos días.

Sin irnos muy lejos de la misma flor (es lo bueno de "macro", no es necesario irse muy lejos para obtener imágenes completamente distintas), tenemos a un muy pequeño invitado.


La identificación ya a estos niveles se vuelve demasiado compleja para mi. A falta de una mayor investigación, yo diría que podría pertenecer a la familia Miridae, que incluye chinches y otros insectos similares.

Hoy también traigo un par de saltamontes (Caelifera).



Me hace gracia cómo siempre te miran vigilantes. Empiezo a pensar que me están cogiendo manía por tanta foto.

La mariposa dorada de manchas blancas (Hesperia comma) es una mariposa diurna del grupo de los hespéridos.



Fea, peluda y cabezona, la podemos ver en las anteriores imágenes en todo su esplendor.

Por último, un insecto con el que me hubiera gustado tener un encuentro más duradero: una mantis religiosa que no se quedó demasiado a disfrutar de mi compañía, pese a lo cual, conseguí robarle el siguiente retrato.


Entre las curiosidades que presenta este animal está el tener un único oído y cinco ojos (dos grandes compuestos, los que más se ven, y tres pequeños simples).

3 comentarios:

  1. Impresionante la foto del abrazo del asílido a la bolboreta, lo que no me gusta es que sea para desayunarla, pobriña.
    "Fea, peluda y cabezona", jajajaaj, qué malo eres, hablar así de mis lindas bolboretiñas, jajaja

    ResponderEliminar
  2. gran serie unas macros muy buenos un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :)! El mérito es del objetivo, jeje, estoy aprendiendo a utilizarlo, a ver si le saco todo el jugo pronto...

      Eliminar

¿Te han gustado las fotos? ¿Tienes algún dato curioso a compartir en relación con lo escrito? ¿Te has percatado de alguna incorrección? Comenta lo que quieras aquí abajo:

Quizá te interese leer...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...