domingo, 14 de julio de 2013

Hormigas como leones

Bienvenidos, mis queridos lectores, a una nueva entrega de La Ventana Salvaje. Esta época es ideal para fotografiar milanos, de hecho he visto bastantes y bastante cerca en mis últimas excursiones por Los Cerros de Alcalá y, sobre todo, en el vertedero de la ciudad. Así que, ¿vamos a ver hoy "pipis" en esta entrada? La respuesta es claramente "NO". Con un objetivo macro recién comprado, era evidente que hoy nos vuelve a tocar hablar de bichos :p!! Espero no saturar a la audiencia, pero hay que comprender el "efecto novedad" :p.

Empezaremos con una hormiga que más bien parece un león: la hormiga león (Myrmeleon formicarius).


Por las fotos que he visto al recabar información sobre ella, no sé si me hubiera gustado verla en fase larvaria, pues estaríamos hablando de un pequeño monstruito realmente feo. De hecho, su nombre común hace referencia precisamente a esta fase previa, en la que aún no ha desarrollado sus alas y parece una hormiga sobrealimentada con grandes mandíbulas. Su forma de cazar insectos en esta primera fase es característica: se entierra en un agujero en el suelo con entrada en forma de cono hacia abajo por el cual sólo saca sus mandíbulas. Al caer sus víctimas en el cono de arena suelta, se resbalan hacia el centro donde son devoradas, trayéndome enormes recuerdos del Ghosts'n Goblins.

En su fase post-metamorfosis, estos bichos dan algo menos de grima. A lo lejos parecen mariposas de alas trasparentes. Vistas más de cerca, su aspecto se asemeja un poco al de una libélula. No sé si es un rasgo común a todos los individuos de esta especie, pero la modelo de nuestra captura se movía de manera bastante torpe: lenta y muy visible.

Nuestro siguiente invitado parece ser una ninfa de langosta egipcia (Anacridium aegyptium).


A la langosta egipcia ya la pudimos ver hace unos años, a principio de junio. Era un ejemplar realmente sorprendente: grande y con esos característicos ojos rayados.


El que hemos tenido la oportunidad de fotografiar en esta ocasión comparte con el anterior esos ojos rayados, pero muestra un tamaño muchísimo más reducido y presenta una forma más compacta y redondeada, por lo que supongo que estamos hablando de una ninfa y no de un ejemplar adulto.

Una de las "fotos estrella" de la última entrada fue la de un asílido (Asilidae) cazando a una pequeña mariposa.


Parece que en esta época no son difíciles de ver estos interesantes y musculados "dípteros de gimnasio".






Afinar en la clasificación de estos dípteros se escapa un poco de mis capacidades, pero diría que en las fotos anteriores aparecen al menos dos especies: la Philonicus albiceps (que es la que habitualmente solemos ver en esta página) y la Dioctria baumhaueri (de color negruzco y apariencia de avispa). El espécimen de la última foto es de un tamaño considerablemente menor que el de los que aparecen en las demás, por lo que es posible que esté en una fase previa al pleno desarrollo o que se trate de una tercera especie.

Así mismo, lo que creía que era una casualidad irrepetible parece ser más bien un hecho cotidiano: y es que, aunque la foto de esta ocasión no es tan buena como la última, podemos volver a ver cómo una inocente mariposa se convierte en el suculento desayuno de un asílido.


Como la ruta que hice al tomar estas fotos es similar a la que he hecho en otras ocasiones, no es raro encontrarse con los mismos artópodos. Es el caso de la mariposa loba (Maniola jurtina), una vieja conocida de esta página.



Por último, un par de moscas.




Las dos primeras fotos podrían corresponder a una mosca azul (Calliphora vomitoria). El último es un díptero sin identificar de muy pequeño tamaño.

Y hasta aquí la sesión de hoy. Más y mejor pronto :)!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te han gustado las fotos? ¿Tienes algún dato curioso a compartir en relación con lo escrito? ¿Te has percatado de alguna incorrección? Comenta lo que quieras aquí abajo:

Quizá te interese leer...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...