viernes, 5 de agosto de 2011

Época de milanos

Hoy, como anuncié por la mañana en Twitter, he vuelto a ir a fotografiar milanos al vertedero de Alcalá de Henares. Los que sigáis este cuaderno de campo sabréis que no es la primera vez que lo hago (quizá las mejores tomas de esa localización estén en esta entrada). Los milanos (milvus milvs / milvus migrans) son unos de mis animales locales favoritos. Son unas de las mayores rapaces que hay por la zona y nunca me cansaré de observarlos y fotografiarlos.

Un milano real (milvus milvus), la que yo diría que ha sido mi mejor captura de hoy

La excursión de hoy no se caracteriza por grandes fotos de estas maravillosas aves, sino más bien por haberme adentrado más que nunca en su habitat. Me explico: en primer lugar, sospecho (dentro de mi profunda ignorancia en el tema) que ha pasado la época de cría y ahora contamos con una nueva población emergente de milanos jóvenes. Hace no demasiado tiempo lo normal era ver en los cielos a una pareja o como mucho a una decena de estas aves. Hoy superaban la centena sólo las que se mostraban al vuelo (cuántas más habría escondidas en el bosque).

Cada "mancha" negra sobre ese cielo azul es un milano

El resultado: un montón de milanos en los cielos (más que nunca) y un montón de sus plumas por el suelo.

Algunas de las plumas de milano que he recogido hoy. No incluyo las más grandes porque no cogían en mi escáner.

Además, por primera vez he visto una gran cantidad de nidos que sospecho que podrían ser usados por los milanos.


La diferencia con otras de mis excursiones es que en este caso no me limité a esperar a que se alimentaran de la basura del vertedero, sino que me adentré hasta donde viven habitualmente, pudiendo retratar otras acividades, y no sólo la ingesta de alimentos. Por ejemplo, y aunque las fotos no son especialmente buenas, es la primera vez que capturo a un milano posado.



Esto tiene su dificultad, puesto que es un animal tremendamente escurridizo y con agudos sentidos para detectar tu presencia mucho antes de que tú detectes la suya. Lo normal es que sala huyendo al mínimo indicio de presencia humana.

Hoy quizá haya sido la vez que más de cerca haya visto a los milanos. Caminando simplemente por el bosque que rodea el vertedero salían huyendo de las ramas adyacentes. Claro que en esas circunstancias de poca luz, mucha frondosidad y gran velocidad de escape, es difícil atinar correctamente con la cámara.


Pero aún así, podemos ver en la foto de arriba a un milano volando por el bosque a escasos metros de mi.

Para que os hagáis una idea de la cantidad de milanos que había, en cierto momento me pareció la situación tan increíble que intenté grabarla en vídeo... aunque en el vídeo no se ve con la claridad que yo esperaba.


Por último, os pongo las fotos de milanos en vuelo, a las que os tengo más acostumbrados en esta página.









Se respira libertad viéndolos volar. Espero que os hayan gustado :)!

Como conclusión final os diría que si queréis ver milanos en Alcalá, creo que la mejor opción es pasarse por el vertedero justo en esta época del año (que es cuando más hay). Y si vuestro plan favorito dista mucho de pasarse las horas de más calor paseando por un vertedero, no os preocupéis, que yo os seguiré trayendo fotos a La Ventana Salvaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te han gustado las fotos? ¿Tienes algún dato curioso a compartir en relación con lo escrito? ¿Te has percatado de alguna incorrección? Comenta lo que quieras aquí abajo:

Quizá te interese leer...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...