sábado, 6 de febrero de 2016

Bichos y Humedad

Humedad, siete pares de patas, cuerpo semitransparente con una raya central más oscura, ojos negros de textura ondulada y antenas rígidas segmentadas. En mi opinión, un isópodo terrestre, quizás un oniscídeo (Oniscidea), es decir, una cochinilla de la humedad, aunque en este caso, en vez de negra es casi transparente.





Según he podido leer, las cochinillas salen al exterior de manera independiente cuando ya están formadas y, salvo por el tamaño, tienen un aspecto idéntico al de un adulto. Esto me lleva a descartar en principio que, como pensara inicialmente, el animal de las fotos anteriores fuese una larva de colores más claros y caparazón más tierno del animal negro que a muchos de nosotros nos viene a la cabeza bajo el epígrafe de "cochinilla de la humedad".

Fotografía de una cochinilla de la humedad publicada el 30 de junio de 2013 en este mismo blog. Se trata de un animal de color negro y mucho más grande que el que estamos tratando en la entrada de hoy, pero con algunas similitudes morfológicas.

Este crustáceo de aspecto viscoso puede darnos una desagradable sorpresa en zonas húmedas de nuestro propio hogar, ya que por lo visto requiere de ellas para completar su respiración, reminiscencia de su origen marino, realizando un intercambio gaseoso a partir de unas láminas ventrales, en cierto modo similares a branquias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te han gustado las fotos? ¿Tienes algún dato curioso a compartir en relación con lo escrito? ¿Te has percatado de alguna incorrección? Comenta lo que quieras aquí abajo:

Quizá te interese leer...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...