lunes, 28 de octubre de 2013

Halloween en La Ventana Salvaje

Estamos en las cercanías de la americanizada y etílico-festiva celebración de "Halloween", que cada año llena no pocos escaparates de brujas, gatos negros, murciélagos, telarañas y "siniestras" arañas. Siempre me ha parecido curiosa la asignación arbitraria de virtudes o defectos morales a los animales: "las arañas son malvadas", pero ¿por qué son más "malvadas" o "siniestras" que una "honrada y trabajadora" hormiga, por ejemplo? Para que no os quejéis, en la entrada de hoy os traigo de las dos, y comentaros que a mi, personalmente, me cuesta resistirme a la mirada de "gatito de Shrek" que pone la araña saltadora (Salticidae).


Finales de octubre y principios de noviembre parece ser temporada de arañas. Mirando mis anotaciones pasadas en este cuaderno de campo (que para eso está), se deduce que la clase arachnida es bastante común en esta época del año. Ayer, no sé si relacionado con las recientes lluvias de los últimos días, fue sin duda alguna la sesión en la que más arañas haya visto de las que recuerde desde que empecé a perseguirlas. Fácilmente había 100 ejemplares en 50 metros de valla de madera (tomo nota: no volverse a apoyar en ella).

Sin duda alguna, mi preferida es la araña saltadora (Salticidae). Esta araña se caracteriza por no ser de un tamaño muy grande, pero de constitución robusta/cabezona y con una distribución curiosa de sus ocho ojos que puede llevar a confusión en un primer vistazo y aparentar que sólo tiene dos de tamaño inmenso, lo que a mi parecer le da cierto aspecto tierno.








En el lado opuesto de la belleza se sitúa a mi juicio el opilión. Este arácnido de cuerpo gordo y patas larguísimas se aferra a la barandilla ocupándola casi por completo (contando las patas, es del tamaño de la mano de un niño pequeño).



Y hablando de niños... lo que lleva a sus espaldas en la primera foto no sé si serán su... "adorables" retoños.

Otra vieja conocida de la página es la araña lobo (Pisaura mirabilis), la cual pudimos ver mismamente en la entrada anterior.




Cerca de la araña lobo aparece siempre también esta otra especie que os mostraré a continuación. No he podido identificarla aún*, pero a mi siempre me ha parecido que tiene cierto aire a un cangrejo.

*ACTUALIZADO: Parece tratarse de una araña cangrejo (Xysticus).





Ya la vimos en esta entrada, en la que comparamos los rostros de ambos arácnidos. Hoy queda como una prueba de la mejora en calidad de imagen desde que actualicé mi equipo fotográfico para macro.


Termino las arañas con este bonito culo, del tamaño de media decena de ellas.


Se trata de un ejemplar sin clasificar de enorme tamaño, el cuál se sale del encuadre a la distancia de máxima ampliación.

Siguiendo con el tema de la ganancia en amplificación conseguida con el nuevo equipo, os muestro ahora un par de imágenes de una avispa germánica (Vespula germanica). La composición de las imágenes deja bastante que desear ya que el bicho en cuestión no se mostraba muy colaborativo... pero podemos ver detalles del cuerpo de este conocido himenóptero.



Y siguiendo con los himenópteros, pasamos a las hormigas (Formicidae). Empecemos con lo que creo que es una fea y peluda hormiga alada de cerca.



Seguida de otra curiosa hormiga, y es que, si bien esta última no tiene alas, sí que tiene un extraño color metalizado que llamó bastante mi atención (para lo poco que me suelen gustar a mi estos bichos).


Además, he de reconocerle una gran labor como modelo, puesto que hizo gala de de una ingente cantidad de paciencia mientras yo ejercía de fotógrafo.

El siguiente en posar para nuestro blog es un gorgojo (Curculionidae) de tamaño bastante considerable.


Hemos visto varios gorgojos en esta página, pero sin duda este es el más grande que hemos traído hasta el momento (mediría entre 1,5cm y 2cm de largo). Dándose además la circunstancia de que ha sido fotografiado con el mejor equipo para macro con el cuento a día de hoy, hace que le podamos contar los pelillos de esa fea nariz que les caracteriza.

Y ya que hemos empezado con los coleópteros, sigamos con el escarabajo Chrysolina bankii, el cual ya pudimos ver antes en esta página.


Llama tremendamente la atención lo "metalizado" de su coraza. A mi me recuerda completamente a un coche.



Por último, cierro los coleóperos con el siguiente escarabajo rojo y negro que me ha sido imposible de identificar.


Como "bonus track", os traigo la foto de un bicho que, si ya era difícil de identificar el anterior, con este sí que tiro la toalla xD!


De tamaño minúsculo, parece como la larva de algo bastante feucho.

Y hasta aquí la colección de bichos de hoy. Buenas noches, y que no os piquen los chinches :)!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te han gustado las fotos? ¿Tienes algún dato curioso a compartir en relación con lo escrito? ¿Te has percatado de alguna incorrección? Comenta lo que quieras aquí abajo:

Quizá te interese leer...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...