martes, 6 de diciembre de 2011

Una nueva visita al vertedero

Ya hemos hablado en La Ventana Salvaje mucho sobre el vertedero de Alcalá de Henares. Un sitio sucio y apestoso, pero todo lo que le falta de glamour lo suple en valor ornitológico. Es por eso por lo que he decidido darme una vuelta por allí esta mañana y así poder mostraros lo que hay por esos lares sin necesidad de que os manchéis vosotros las manos :p.


No os voy a descubrir nada nuevo que no hayamos visto ya por aquí, pero me ha hecho gracia volver a encontrarme a los protagonistas de siempre en esta zona: milanos, gaviotas, garcillas bueyeras, grajillas, garzas reales, cigüeñas y cuervos.

El pasado abril me inquieté al ver que habían desaparecido las gaviotas. Pensé que se debía a algún cambio en el vertedero y que ya no volverían. Mis temores eran al parecer infundados porque volvemos a tener una plaga de estos bichejos sobrevolando nuestra basura.


Revisando anteriores entradas de La Ventana Salvaje he podido darme cuenta de que estas ingentes poblaciones de gaviotas se observan en diciembre, por lo que ahora me inclino por la teoría de la migración: no sé exactamente en qué fechas, pero en abril las gaviotas deben haber migrado hacia algún otro sitio y en diciembre ya han vuelto para alimentarse del por lo visto nutritivo vertedero de Alcalá.


La densa nube aviar que cubre el vertedero está formada principalmente por gaviotas sombrías (Larus fuscus). A éstas les acompañan las no poco numerosas garcillas bueyeras (Bubulcus ibis).



Éstas dos especies son claramente predominantes en número en el vertedero y es muy frecuente verlas "sentadas juntas a la mesa". Menores en número, pero de mayor majestuosidad son los milanos reales (Milvus milvus). Éstos tampoco se puede decir que sean un desconocidos de este blog. Unas de las rapaces más grandes de la zona y, para mi, una de las aves más bellas de la avifauna complutense.







Las ilustres cigüeñas blancas (Ciconia ciconia) de Alcalá, como no podía se de otra manera, también se dan un gran festín sin remilgos en tan peculiar restaurante.


De vez en cuando, una exótica garza real europea (Ardea cinerea) de deja ver.


A diferencia de otras aves del vertedero, las cuales acuden a alimentarse en grandes bandadas, éstas suelen ir solas o en parejas por lo que, como no estés atento, es fácil que te las pierdas.

Por último, os presento a uno de mis animales más codiciados: el cuervo común (Corvus corax).


Este animal, a parte de ser interesante por tener un buen tamaño, representa un reto fotográfico debido a su color (es muy difícil fotografiar a un animal completamente negro, puesto que no refleja la luz). Además, presenta oras cualidades relacionadas con la inteligencia que lo hace especialmente interesante. Según se puede leer en wikipedia:

"El cuervo común posee uno de los cerebros más grandes de todas las especies de aves. Muestra también varias habilidades como la resolución de problemas así como la imitación y la intuición. Una experiencia concebida para evaluar la intuición y la resolución de problemas presentaba un pedazo de carne atado a una cuerda que colgaba de un posadero horizontal. Para alcanzar la carne, el pájaro debía posarse sobre la percha, tirar de la cuerda en varias etapas y sujetar la cuerda en cada etapa con el fin de ir acortándola. Cuatro de los cinco superaron la prueba, y la transición desde la ausencia de éxito (ignorar la comida o simplemente no tirar de la cuerda) hasta un éxito constante y previsible (arrastrar la carne hasta la percha) se hizo sin aprendizaje aparente. Se ha observado como los cuervos dirigen a otros animales para que trabajen para ellos, por ejemplo llamando a los lobos y a los coyotes al lugar de una carroña. Los cánidos abren entonces la carroña, lo que la hace más accesible a los cuervos. También se sabe que observan el lugar donde otros cuervos ocultan su comida y se acuerdan de estos lugares, lo que les permite robársela. El cuervo común es conocido por robar y ocultar objetos brillantes como guijarros, trozos de metal y pelotas de golf. Una hipótesis indica que los juveniles son curiosos hacia toda cosa nueva y que la atracción por los objetos redondos y brillantes se basaría en su semejanza con huevos. Los adultos pierden este interés intenso para lo inusual y pasan a ser neófobos. Recientemente, los investigadores han reconocido que las aves juegan. Los jóvenes cuervos están entre los más jugadores de todas las especies de aves. Se les ha observado deslizándose a lo largo de montones de nieve, al parecer por simple placer. Juegan incluso con otras especies, por ejemplo juegan al juego del ratón y el gato con lobos y perros. El cuervo es famoso por sus espectaculares acrobacias aéreas, como los rizos."

1 comentario:

  1. Como mola la foto del cuervo, no me canso de mirarla, ya te dije que llevo tiempo intentando hacerle fotos a unos de aquí y nada.
    Me dijeron hace poco que los cuervos son tan inteligentes que son capaces de reconocer a una persona, ahora entiendo por qué cada vez que entro al bosque arman el barullo que arman, seguro que dicen en su idioma: ¡ahí viene Jedena!, jaja

    ResponderEliminar

¿Te han gustado las fotos? ¿Tienes algún dato curioso a compartir en relación con lo escrito? ¿Te has percatado de alguna incorrección? Comenta lo que quieras aquí abajo:

Quizá te interese leer...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...