sábado, 20 de julio de 2013

Alienígenas en el desierto

No, La Ventana Salvaje aún no ha expandido sus fronteras para fotografiar la biología extra-planetaria (al menos, no se ha hecho conscientemente). El título hace referencia a lo que me sugiere la siguiente imagen que he podido captar esta mañana.


Veámoslo más de cerca!


Son los restos de un alienígena? O lo que queda de su nave abandonada en territorio hostil? Pues me temo que más bien no (o a la vez, sí). Nuestro misterioso visitante del espacio exterior (exterior a nuestras casas, habitualmente), parece ser nada más ni nada menos que una cigarra, es decir, algún miembro de la feliz y unida familia de los cicádidos (Cicadidae), y su fantástica "nave" no es otra cosa sino una crisálida que ha dejado después de completar su muda.

Por lo visto (siempre según la sabia Wikipedia), estos bichejos nacen en huevos puestos en árboles o plantas, los huevos caen a la tierra, donde las ninfas prosiguen con su desarrollo. Entre 2 y 17 años después (dependiendo de la especie), suben a la superficie y se produce esto (gif del archivo de la Wikipedia):

By T. Nathan Mundhenk (Edited version of File:Cicada molting animated.gif) [GFDL, CC-BY-SA-3.0 or CC-BY-2.5], via Wikimedia Commons

Que viene a ser una muda, en la que el insecto, previamente desprovisto de alas, tiene ahora unas nuevecitas para fardar. Lo que vemos en mis imágenes es lo que ha quedado de este proceso.

Además de bichos extraterrestres, os traigo la triste historia de una víctima. Os presento a mi pequeña amiga alada.


En entradas previas pudimos que ver que la dieta de moda entre los asílidos más sofisticados pasaba por esta pequeña mariposa.

Imagen de entradas anteriores
Imagen de entradas anteriores

Tras intentar informarme sobre nuestra actual protagonista, lo único que he conseguido sacar en claro es que antiguamente las mariposas (Lepidoptera) se dividían en diurnas o ropalóceros (Rhopalocera), y nocturnas o heteróceros (Heterocera), clasificación actualmente no vigente, pero bastante extendida (supongo que debido a su uso pasado). A su vez, los lepidópteros se puede dividir en macrolepidópteros y microlepidópteros, atendiendo a su tamaño.

Creo que lo que estamos viendo aquí es algún tipo de mariposa nocturna/polilla (no tienen por qué salir sólo por la noche pese a lo que indique el nombre), perteneciente al grupo de los microlepidópteros, sin saber especificar mucho más.

* Nota (24/07/2017): Gracias a la colaboración de una lectora (gracias, Isabel), parece que podemos decir que nuestra pequeña amiga alada era una polilla Vesta (Rhodometra sacraria).


Demos paso a nuestro siguiente invitado. Se trata de un chinche punteado (Graphosoma semipunctatum).


Y siguiendo con las cosas pequeñas, feas y de colores rojo y negro... otro miembro de la familia de los coccinélidos (Coccinellidae).


Se trata de algo parecido a una mariquita, pero más alargado y con el cuello rojo.

Dejamos estos pequeños insectos para pasar a escalas mayores. He aquí unas libélulas muy fotogénicas que he podido encontrarme en mi pequeño paseo. Creo que podría tratarse de un dardo rojo veteado (Sympetrum fonscolombii). Adelantar que he conseguido aprovechar las oportunidades que me da mi recientemente adquirido equipo fotográfico para llegar a unos límites de detalle hasta ahora inalcanzables en La Ventana Salvaje.





Comparemos la última foto con una de las más cercanas obtenidas con el viejo equipo.

Fotografía tomada el 18 de julio de 2011 - Nokon D3000 - TAMRON 70-300mm

Creo que la diferencia es abismal. Y más teniendo en cuenta que las condiciones lumínicas fueron mucho más favorables en la imagen de archivo que en la actual. Para hacer más patente la diferencia, vamos a hacer un recorte a escala real de la imagen (es decir, sin ampliar ni reducir las imágenes originales, las recorto ambas a 640px para poderlas mostrar cómodamente en este blog):


Recorte a escala 100% de la foto original con el viejo equipo

Recorte a escala 100% de la foto original con el nuevo equipo

Las imágenes hablan por sí solas: estoy realmente contento con el nuevo equipo adquirido (y eso que aún faltan partes por llegarme que mejorarán estas impresiones).

Y ya, para acabar, una invitada inesperada en esta sesión macro: una ardilla roja (Sciurus vulgaris).


No llevaba el equipo necesario para fotografiarla, ni estaba preparado para ello... pero son unos animalillos que me hacen gracia, así que ahí queda!

4 comentarios:

  1. Muy chulos tu macros, si que parecen alienígenas algunos de ellos. Simpática la manera de explicar tus imágenes. Un saludo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mónica. Lo que más me gusta de la macro es eso: que te descubre todo un mundo nuevo, con nuevos seres en los que nunca te habías fijado, y que parecen que han salido de otro planeta :).

      Un saludo!

      Eliminar
  2. Hola :) creo que el microlepidoptero que aparece devorado es una Rhodometra sacraria. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas Gracias, Isabel. No podremos salvarla, pero al menos no la olvidaremos ahora que sabemos su nombre, jeje.

      En serio, agradezco mucho la ayuda especializada, muchas gracias por colaborar.

      Eliminar

¿Te han gustado las fotos? ¿Tienes algún dato curioso a compartir en relación con lo escrito? ¿Te has percatado de alguna incorrección? Comenta lo que quieras aquí abajo:

Quizá te interese leer...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...