domingo, 22 de junio de 2014

¡Vuelta a la valla!

Bienvenidos a la primera entrada estival de este año en La Ventana Salvaje. Tras unas semanas de "descanso", en las cuales hemos podido ver rutas para perderse y análisis de cámaras en Astaroth's World, volvemos a la fotografía de insectos y arácnidos aquí, en La Ventana Salvaje.

Creo que alguna vez ya os lo había comentado: no muy lejos de mi casa hay un río, con un bonito paseo y una valla de madera. Un entorno idílico para caminar, ir en bici, contemplar el paisaje, etc.

Esa "simple" valla de madera alberga sobre su estructura, y en su interior, una ingente cantidad de formas de vida. En 500 metros de recorrido, surte de material al fotógrafo de naturaleza para tenerle bien entretenido durante toda una mañana. Eso es, precisamente, lo que he estado haciendo yo hoy.

Los que me sigáis por Twitter, ya tendréis a estas alturas alguna pista de lo que podríamos ver a continuación. En la red social compartía con vosotros, a tiempo real, una foto del "making of" de una toma a una araña cangrejo (Xysticus). He aquí esa foto de la que os hablaba.


Y he aquí, a continuación, el resultado de esas tomas.




Una preciosidad de araña de gran calibre es nuestra primera pobladora de la valla de madera que hoy será objeto de nuestro tiempo.

Hay otra araña que hemos visto varias veces en esta misma valla (por ejemplo, a finales del último septiembre), pero debido a su pequeño tamaño y a sus blanquecinos colores, me resulta difícil de identificar.


Sólo se la ven patas a esta vieja amiga, la cual espero que algún día me revele su nombre.

Además de arañas, hormigas y zapateros, es bastante común encontrarse, sobre todo en la última parte del trayecto, todo tipo de moscas. Empezaremos con una de tamaño medio-grande, que se movía con torpeza: arrastraba su abdomen contra el suelo y su vuelo era lento.







La forma de su cabeza también es curiosa: más alargada de lo que suelen tenerla otras moscas.

Junto a ésta, ha aparecido una mosca verde (Chrysomya albiceps) mostrando su curioso color metalizado.


Y para completar el trío una mosca azul (Calliphora vomitoria).



Esta última, de tamaño bastante considerable.

Continuamos con un pequeño escarabajo anaranjado con puntitos negros. Este amigo nuestro no es la primera vez que nos visita. Pudimos verle, por ejemplo, a finales de octubre del año pasado.



Y ya que hemos abierto la "caja de Pandora" de los bichos raros, os muestro al siguiente.


Si alguien sabe lo que es, que levante la mano. O mejor aún, que me escriba un comentario para que podamos completar la identificación entre todos. Se trata de un pequeño ser, dotado con lo que parece ser un pico.

Y hasta aquí la primera entrada del verano. Espero que el calor no se cebe con los que salimos por el campo y nos deje un tiempo agradable para poderos traer más fotos de los seres que habitan nuestros campos y parques.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te han gustado las fotos? ¿Tienes algún dato curioso a compartir en relación con lo escrito? ¿Te has percatado de alguna incorrección? Comenta lo que quieras aquí abajo:

Quizá te interese leer...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...